martes, 3 de febrero de 2015

El testimonio de tres mujeres VÍCTIMAS de trata

 Ahora estoy sabiendo que yo tengo derecho a ser persona en España" comenta una mujer que ha sido víctima de trata de personas y que con la intervención del Proyecto Esperanza, que trabaja desde hace tiempo a favor de la defensa de las víctimas de trata de personas, ahora siente que vuelve a tener una vida en igualdad de derechos que cualquier otro ciudadano.

Proyecto Esperanza presenta un vídeo de sensibilización, con el propósito de hacer más visibles los logros, las dificultades y los retos para lograr la integración de estas mujeres, con el testimonio de tres de ellas.

Esta herramienta audiovisual forma parte de un proyecto que ha contado con la financiación de Fundación Montemadrid y Bankia, y su finalidad es generar conciencia sobre los factores que inciden en la integración y sobre la necesidad de implicación, tanto de la sociedad de acogida como de la administración, para promover alternativas, recursos y buenas prácticas para facilitar la inserción social y laboral de las mujeres víctimas de trata con fines de explotación.

Tal y como cuentan desde Proyecto Esperanza, estas mujeres se enfrentan a una situación de vulnerabilidad extrema: carecen de redes de apoyo, no conocen el idioma, ni el país, ni sus derechos. Su situación administrativa es en muchos casos irregular, y además están sometidas a amenazas. En este sentido, Marta González, coordinadora del Proyecto, recuerda que:
El delito de trata impacta en todos los ámbitos de la vida de las víctimas, ocasionando un daño en su salud integral
Desde esta organización aseguran que la integración de las mujeres víctimas de trata es un proceso que se desarrolla en cuatro dimensiones diferentes: la justicia material, la integración laboral, el acceso a la ciudadanía y la integración cultural.


Asimismo, la ONG entiende la integración como un proceso de dos direcciones que sólo es posible en un contexto de derechos humanos y que no solo depende de la persona que llega, sino también de la sociedad que la recibe y de las políticas públicas que se apliquen.

El Proyecto Esperanza ha apoyado, en los últimos 15 años, a más de 770 mujeres víctimas de trata en su proceso de recuperación e integración. Y para que todos entendamos mejor las dificultades a las que se enfrentan estas personas, nada mejor que los testimonios que recoge este vídeo:




El mundo del a Trata de mujeres. Proyecto ESPERANZA