viernes, 27 de septiembre de 2013

Campaña Salvemos la HOSPITALIDAD


Las entidades promotoras de la campaña “Salvemos la hospitalidad” hemos podido leer y estudiar estos días el proyecto de Ley de reforma del Código Penal que fue aprobado en Consejo de Ministros el pasado viernes. En él, el Gobierno ha escuchado a las numerosas personas, organizaciones y administraciones públicas que han promovido y apoyado durante estos últimos meses esta campaña y se ha excluido la opción de que la solidaridad pueda ser sancionada indicando en el texto que “para evitar cualquier duda interpretativa que se pudiera generar en este asunto, la reforma excluye expresamente la sanción penal en todos los casos en los que la actuación se ha llevado a cabo con una finalidad humanitaria”. 

La campaña surgió con la discrepancia de las entidades promotoras con un borrador inicial del proyecto de Código Penal que ponía en tela de juicio y criminalizaba la solidaridad, en la medida que el artículo 318 bis podía convertir en causas de perseguibilidad (o de no perseguibilidad) las conductas solidarias, en función del criterio del Ministerio Público. 

Posteriormente, en su segunda versión, aunque hubo avances; “Los hechos no serán punibles cuando el objetivo perseguido por el autor fuere únicamente prestar, de forma ocasional, ayuda humanitaria a la persona de que se trate”, quedó en manos de los jueces la interpretación de cuáles son los casos en los que se puede considerar delito y o no. Cambiaba así la forma, pero no el fondo del escrito. 

Finalmente, en el texto aprobado el pasado viernes desaparecen todos los puntos que no aceptábamos desde la campaña www.salvemoslahospitalidad.org, ya ahora se distingue la conducta solidaria con la de aquellas personas que se lucran explotando a colectivos en riesgo de exclusión o con el tráfico de personas, hecho este que apoyamos desde las Instituciones de esta campaña. 


La campaña Salvemos la hospitalidad nació a finales de 2012 por parte de un grupo de personas que rechazan la persecución penal de la ayuda humanitaria y solidaria a las personas en situación administrativa irregular. Poco tiempo después, el pasado mes de febrero, una veintena de organizaciones sociales de todo el país ponía en marcha la web www.salvemoslahospitalidad.org para promover la presentación de mociones en los ayuntamientos de pueblos y ciudades de forma que éstos, como representantes de la ciudadanía solidaria, mostrasen su rechazo al texto de Código Penal. 

Y, mientras en poco tiempo las entidades sociales que apoyaban la campaña duplicaban su número hasta las 40, el movimiento de mociones tramitadas en ayuntamientos y Parlamentos Autonómicos ha ascendido hasta la fecha a 127 mociones, de las cuales 68 se han aprobado, sólo 12 se han denegado o no tramitado estando las restantes están aún en trámite. Entre las Instituciones que se han sumado a la campaña se encuentran los de ciudades como Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca, Málaga, Alicante, Zaragoza, Murcia, Córdoba, Getafe, Avilés, Vila-Real o Jaén; y los parlamentos autonómicos de Navarra, Valencia y Aragón. Todas estas actividades se han plasmado en el ‘Mapa de la hospitalidad’ (disponible en www.salvemoslahospitalidad.org/index.php/mapa-de-la-hospitalidad) donde están recogidas todas estas mociones presentadas y, también, los actos reivindicativos en torno a la campaña. 

Por ese motivo, nos congratulamos de que el Ministerio haya escuchado la voz de la ciudadanía en este punto y aceptar en el Proyecto de Código Penal que la hospitalidad y la solidaridad con las personas no puede nunca ser una conducta a sancionar; la campaña www.salvemoslahospitalidad.org mantendrá sus actividades -centrándose en el trámite Parlamentario- para garantizar que en el texto final se mantenga esta redacción. El equipo jurídico, mientras tanto, estudia el resto del texto del Proyecto de Código Penal, teniendo en cuenta que pueden ser discriminatorios con la población de origen extranjero.




Fuente: Blog Mediadores Interculturales

martes, 17 de septiembre de 2013

"El desorden de los sentidos", un canto a la vida, la superación y la esperanza



Dos relaciones, cuatro aventureros y un destino: recorrer 800 kilómetros en bicicleta para llegar a Santiago de Compostela. Es lo que narra ‘El desorden de los sentidos’, mucho más que un documental de viajes: es un canto a la vida, al espíritu de superación y a laesperanza.

Así lo explica su director, Alejandro G. Salgado, sevillano, uno de los fundadores de La Maleta y con un largo recorrido en esto de transmitir emociones a través del visor de una cámara.

‘El desorden de los sentidos’ narra la historia de dos jóvenes, Antonio y Gerardo, y sus respectivos acompañantes, Javier Luque, padre de Antonio , y Javier Pitillas, entrenador, amigo y confidente de Gerardo.

Antonio es cordobés, tiene 14 años y una parálisis cerebral que le impide caminar y comunicarse. Gerardo, por su parte, es gallego, tiene 34 y es sordociego. Pero susdiscapacidades, en lugar de haber resultado una barrera para llevar a cabo su viaje, se convirtieron en los engranajes de unas ruedas que desprendían optimismo y alegría a cada pedaleo.

Según Alejandro, ‘fue Javier Luque, que ya había hecho el viaje en varias ocasiones, el guía de este proyecto’ ya que quería que Antonio experimentase nuevos estímulos sensoriales. Así que, cuando este grupo de jóvenes comunicadores conoció la historia, no lo dudó:
Queríamos grabar la realidad, la crudeza, filmar lo positivo pero también lo negativo, aunque fuese duro porque ellos mismos son así, lo que impera es su realidad, llena de esfuerzos pero también de ganas de vivir

Pero ha sido la relación que se estableció entre estos cuatro aventureros la verdadera protagonista de esta historia. Alejandro lo cuenta así:
Me di cuenta de que realmente el protagonista no era la persona con discapacidad ni el padre por ser un padre coraje, sino que el protagonista era la relación que existía entre ellos

Por otro lado, Gerardo protegía a Antonio ejerciendo un rol de ‘cuidador’. Le daba masajes, lo acariciaba y lo animaba cuando las fuerzas flaqueaban.En otras ocasiones, narra el director de ‘El desorden de los sentidos’, Antonio llegó a comunicarse con su padre, algo que jamás había ocurrido. Y también se estrechó, todavía más, la relación entre Pitillas y Gerardo, quienes hablan a través de las manos y han creado una especie de jerga entre ellos.
Antonio es un angelito. Tiene una belleza y una mirada que te atrapan, con esos ojos verdes gigantes te quedas embelesado mirándolo. Te da todo lo que te puede dar. Gerardo tiene una capacidad de disfrutar infinitamente grande. Su sentido más desarrollado es el humor

Pero, como en todo camino, existen piedras, obstáculos, barreras y dificultades. ‘Encontrar financiación para un proyecto como éste no fue nada fácil’, nos cuenta Alejandro. Comenzaron recaudando fondos a través del sistema crowfunding pero no fueron suficientes: ‘El resto de financiación fue una locura. Tuvimos que llamar a muchas puertas de asociaciones y no hemos tenido prácticamente ninguna respuesta positiva’

El director de este filme lo tiene claro:
Me ha movido mucho la invisibilidad social, me parece una temática que es necesaria mostrar. A nivel personal y egoísta me enriquece mucho como persona, creo que son experiencias que tienen mucho que decir a la gente

Realmente, esto ha sido lo que les ha movido para luchar contra viento y marea y lograr su objetivo: ordenar la cotidianeidad de Gerardo y Antonio para desordenar los sentidos.

Por tanto, después de un duro año de trabajo y de muchos traspiés, fueron capaces de levantarse y plasmar esta realidad; una realidad diferente, confusa por momentos, pero que quieren seguir retratando porque la invisibilidad social de la discapacidad tiene que desaparecer.