martes, 12 de marzo de 2013

Mismas drogas, distintos riesgos



El abandono precoz de los estudios y no trabajar, factores que, combinados, agravan los riesgos de los consumos de drogas juveniles. Esta es una de las principales conclusiones de la investigación 'Mismas drogas, distintos riesgos. Un ensayo de tipología de jóvenes consumidores' realizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD)  , la Fundación Especial Caja Madrid y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

La investigación analiza los perfiles de consumidores de drogas habituales en función de sus actitudes, el riesgo que están dispuestos a asumir y sus hábitos de consumo. Dados los objetivos de la investigación la muestra con la que se ha trabajado es una muestra intencional, en un colectivo muy específico de grandes consumidores de alcohol y otras drogas, que en modo alguno es representativa de los jóvenes de esa edad.

Principales conclusiones de la investigación

No todos los jóvenes consumen drogas, ni todos los jóvenes que las consumen lo hacen de la misma manera. Los consumos habituales se concentran en un colectivo particular de jóvenes que hace un consumo abusivo de alcohol y frecuenta las drogas ilegales mucho más que la media.

Ese colectivo, que consume mucho y a lo largo de los años, presenta un volumen significativo de problemas de todo tipo y alrededor de 1 de cada 5 espera tener más en el futuro. Pero ello no modifica su disposición a consumir.

El conjunto de problemas, pese a todo, parece ser menos que el que la percepción social atribuye y espera.

Dentro de la muestra encontramos muy distintos perfiles en función de sus valores, actitudes y posturas vitales.

Hay distintos niveles de riesgo dentro del colectivo.

La vivencia del riesgo es una variable fundamental pero no única de cara a los consumos. Pueden ser igual o más importantes la búsqueda de la experimentación o el deseo de integración.

Los mayores riesgos parecen corresponder con actitudes “pasotas”, desresponsabilizadas; marcadas por el egoismo, la despreocupación por todo lo exterior y el deseo de instalarse en una forma de vida parecida a “una fiesta perpetua”, sin dificultades ni compromisos.

En los consumos más normalizados (alcohol, cánnabis) parece tener un peso importante el deseo de integración, la presión identitaria. Se consume, pese a que se haga con cierto temor, para “ser normal”.

Al margen de los complejos de actitudes y valores, también encontramos variables sociodemográficas que actúan aumentando riesgos: el sexo (los hombres son más proclives a consumos más habituales y arriesgados) y el abandono precoz de los estudios (sobre todo combinado con paro). 

El estudio confirma la necesidad de articular diferentes y más específicas estrategias de prevención de los consumos de drogas.


Puedes descargar el estudio en el siguiente enlace:



jueves, 7 de marzo de 2013

Planeta ASPERGER


Muchos hemos oído hablar alguna vez del síndrome de Asperger, pero muy pocos son los que conocen realmente lo que es. En ocasiones, se malinterpreta y se acuñan adjetivos que nada se asemejan con la realidad del colectivo social que lo tiene diagnosticado.

Es importante abrir bien los ojos y escuchar con atención, empatizar y ponerse en su lugar para saber y comprender la especial condición que les rodea. Conscientes de la importancia que para estas personas supone un correcto conocimiento del síndrome, así como para el resto de ciudadanos, nace Planeta Asperger’, que recoge las experiencias de algunas de estas personas y con el que nos transmiten sus vivencias.

Con sus propias palabras, explican su forma de ver la vida, así como los esfuerzos que cada día hacen por integrarse, adaptarse y ser uno más en la sociedad de la que forman parte. Quieren ser entendidos y necesitan que intentemos hacerlo, que comprendamos los problemas o dificultades que el síndrome les plantea.

Además de narrar todo esto, el documental busca educar al espectador para que deje de asociar Asperger a personas marginadas de la sociedad, que observe y comparta con cada uno de los protagonistas del vídeo determinados sentimientos como pérdida de amor, de incomprensión, rechazo profesional y acoso escolar. Pero, aún más importante, la aceptación y capacidad de adaptarse.

Sin duda, os animamos a que dediquéis dos minutos y medio de vuestro tiempo a ver el vídeo y lo compartáis con vuestros amigos y conocidos. Os sorprenderá gratamente y os acercará a una visión y percepción del día a día diferente, pero no por ello menos valioso, al nuestro. Todos somos distintos y tenemos, al mismo tiempo, puntos comunes, pero es justamente esa variedad existente la que otorga riqueza a nuestra sociedad.